Seleccionar página
Me llamo David Álvarez y soy una persona totalmente sedentaria. Mi profesión está relacionada con el mundo de la informática y por ello puedo decir con total seguridad que soy sedentario al 100%. Es verdad que en ciertas ocasiones mi idea de tener una vida más o menos sana me ha impulsado a tomar iniciativas deportivas, pero por desgracia ninguna se ha mantenido en el tiempo. Se me pasan por la cabeza durante todo el año actividades que me podrían ir bien como salir a correr algún día a la semana, ir a jugar a fútbol con amigos que me han invitado, ir al trabajo en bicicleta, ir al gimnasio en un horario que se pueda compaginar con mi vida familiar… pero por hache o por be ninguna de estas ideas se ha materializado más que en uno o dos días de actividad. La actividad más longeva ha sido la de hacer el recorrido de ida y vuelta al trabajo en bicicleta, pero como ya he dicho, por mi nivel de constancia casi nulo y mis circunstancias familiares esta actividad ha sido breve pero intensa. He decidido hacer un cambio.

Razones

La actividad deportiva habitual es necesaria para nuestra salud, eso siempre lo he tenido claro y quiero que todos los que leáis este texto seáis conscientes de ello. A pesar de que siempre oímos los beneficios de la actividad física, algunos como yo, no le damos la importancia que tiene, repito, mucha. Si buscáis artículos relacionados con este hecho hay muchísima información al respecto y tenemos que asumirlo. Este es uno de los motivos de mi cambio de actitud. Pero también hay otro.

A mi alrededor hay muchas personas que dedican tiempo regular a correr, nadar, jugar a fútbol, spinning,… entre ellas mi mujer, la cual admiro mucho debido a su iniciativa y esfuerzo. Y esta es la segunda razón por la que me he decidido a esforzarme por ponerme en forma.